jueves, 9 de enero de 2014

UNA SOPA DE AJO PARA LEVANTAR A UN MUERTO...

Hoy nuestro querido Canelón nos propone hacer una sencilla y riquísima sopa de ajo (Ni lo intentéis si tenéis una cita esta noche...) Yo, que queréis que os diga, ya que estoy casada y con lo bien que entra una sopa calentita con este frío, ¡me apunto!

Y es que el ajo (ahí dónde lo veis tan pequeñajo...) combate las infecciones, aumenta las defensas, es antiinflamatorio, diurético, estimulante, y también expectorante... ¡Esperad, que hay más! Mejora la circulación, disminuye el exceso de grasa en sangre, previene la hipertensión, alivia el dolor... y está indicado en problemas del aparato respiratorio ¡Casi nada! Aunque huela fuerte, con todas esas virtudes que tiene, merece la pena echarle el diente... Por supuesto toda esta información la he sacado de aquí, no os vayáis ha pensar que soy tan lista, que luego vienen las decepciones... Y ahora sí, ¡a cocinar! (Oído!!)
INGREDIENTES QUE NECESITAS:
- 1 litro de caldo de ave
- 6 dientes de ajo (aunque Canelón le pone 8, le van las emociones fuertes...)
- Pimentón dulce (1 cucharadita de café)
- Pan duro (10 ó 12 rebanadas finas)
- 50gr de jamón serrano (o chorizo, pero ésta es con jamón)
- Aceite, sal...
- Huevo (opcional)
PASOS A SEGUIR:
1- Lo primero, hacemos un caldo de ave. Los más vagos pueden recurrir al agua con pastilla de starlux, que no tiene más misterio...
2- Mientras el caldo hierve, pelamos los ajos y los cortamos en láminas.
3- Cubrimos el fondo de la cazuela con aceite y dejamos que se caliente.
4- Mientras, cortamos las rebanas de pan y picamos el jamón (¡no vale ir picoteando y comerse la mitad!)
5- Y ahora empezamos a cocinar... Echamos los ajos al aceite y los vamos dorando poco a poco, a fuego medio. Es importante que se doren pero que no se quemen, porque eso amargaría el plato.
6- Una vez los ajos estén doraditos, los retiramos a un plato y los reservamos.
7- Echamos el pan en el aceite donde hemos frito los ajos y lo tostamos un poco.
8- Ahora atención!!!! Retiramos la cazuela del fuego y echamos un poquito de aceite en una esquina y sobre él una cucharadita de pimentón (de esta forma el aceite estará caliente pero no demasiado como para que el pimentón se queme)
9- Rehogamos el pan con el pimentón y el aceite (Recordad que seguimos fuera del fuego)
10- Volvemos a poner la cazuela al fuego y vertemos el caldo de ave.
11- Añadimos los ajos y el jamón.
12- Ahora que ya tenemos todo en la cazuela, dejamos hervir a fuego lento durante 20 minutos. Suave, suave...
13- Opcional: una vez la sopa esté lista, podemos subir el fuego y echar un huevo por persona. Lo dejamos 3 minutos para que se cuaje un poco y listo, a comer.
¡Bon appetit!
¿Te vas a animar a probar esta receta? ¡Esto levanta a un muerto!

Y si te gusta el blog... No hagas el canelo y ¡SÍGUENOS!
Canela&Canelón en: 
FACEBOOK    TWITTER     FLICKR
CONTACTO: canelaycanelon@gmail.com



2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Estás invitado cuando quieras!!! Gracias por su aprobación!!! yeah

      Eliminar

MIL GRACIAS POR COMENTAR!!! Intentaremos responderte, aunque no sabemos cuando...