jueves, 17 de julio de 2014

CUENCA, LA JOYA ECUATORIANA

Al fin, tras reposar unos cuantos días por el galletazo de la Canela en el río, decidimos dejar Mindo y ponernos otra vez en marcha. Como nuestra querida aventurera estaba todavía convaleciente, tuvimos que desechar un par de planes que conllevaban caminatas y proseguir en nuestra ruta hacia Cuenca, patrimonio cultural de la humanidad.

Llegamos bastante tarde tras un largo viaje de 8 horas desde Latacunga (donde se puede visitar la famosa laguna Quilotoa), por lo que lo único que pudimos hacer esa noche fue buscar un hostal de base de operaciones y cenar algo rápido. Solamente el hostal, enclavado en una antigua casa colonial con un patio precioso, hizo que nos sonriéramos, sabiendo que esta ciudad iba a ser para nosotros.

Y no nos equivocamos, ya que al día siguiente fue salir del hostal y empezar a caminar por estrechas calles empedradas, rodeadas de múltiples edificios coloniales, con sus tejados de teja y sus balcones de hierro, la mayor parte de ellos con unas fachadas y unas puertas de madera tallada que hacen que sientas que la ciudad es un pequeño gran museo.
Todo estaba muy cuidado y bien conservado, se nota un esfuerzo por mantener y mejorar la herencia colonial. Esta ciudad, con la salvedad del centro histórico de Quito, es un soplo de aire fresco en cuanto a urbanismo se refiere.
En las otras ciudades ecuatorianas que habíamos visitado, faltaba quizás un mayor control por parte de las autoridades en este tema, ya que había mucho desorden y se habían conservado muy pocas de las construcciones originales, siendo el bloque de hormigón y el tejado de zinc una constante durante todo el trayecto. Evidentemente, esto se debe a que es mucho más barato el bloque de hormigón que el ladrillo (necesitas de 2 a 3 ladrillos para cubrir la superficie de un bloque, y el bloque es más barato que un ladrillo...), y lo mismo pasa con las tejas y el zinc. Sin embargo, por lo que nos ha ido contando diferente gente ecuatoriana, se puso muy poco énfasis en la conservación de lo que ya había construido, sobre todo en sitios como Otavalo, y se dio rienda suelta a la construcción sin ton ni son. Este mismo problema lo tenemos en España gracias a todos esos alcaldes que, desde la ley de recalificación del suelo del amigo Aznar, se forraron forrando (nunca mejor dicho) las costas y pueblos de bloques de viviendas sin ningún tipo de plan urbanístico.

Volviendo a Cuenca, es un placer perderse por sus calles, visitar sus museos, iglesias y su "catedral nueva" (una de las más grandes de toda Latinoamérica). Esta última, tardada en construir 85 años (1884-1969), es francamente impactante, completamente edificada en ladrillo. Por cierto, que el obispo de la ciudad, al recibir los primeros planos, la desechó e hizo al arquitecto rehacer el diseño, ya que la consideraba "indigna" para una ciudad como Cuenca. Me imagino que se quedaría satisfecho, aunque verla terminada, lo tuvo complicado....
video
Y como último dato sobre esta joya de ciudad, contaros, mis queridos amigos, que esta urbe tuvo mucho que ver en la creación del "metro" (la unidad de medida, no el cacharro sobre raíles que va bajo tierra). Y es que hubo una misión geodésica francesa a mediados del siglo XVIII que vino a desentrañar una de las grandes discusiones de la época: si la tierra era o no alargada y en qué sentido era el aplanamiento del globo terrestre. Total, que venga a tomar mediciones los sabios, determinaron lo que sería el metro: "La división en diez millones de partes iguales de la longitud del cuadrante del meridiano que pasa por París". Tócate los pies Macarena. Menos mal que no lo dictaminaron unos sabios manchegos, ya que si coges el que pasa por Albacete seguro que no sale...

Una gran parte de estas mediciones se tomaron desde la torre de la antigua catedral y es por ello que cuando el sabio granadino José de Caldas visitó Cuenca, al observar la citada torre dijo: "Esta torre es más célebre que las pirámides de Egipto". ¡Y ya basta de chapas históricas!
Mañana, a visitar las ruinas incaicas de Ingapirca, las más importantes de todo Ecuador, pero esto, os lo contamos en el siguiente post!


DATOS PRÁCTICOS:
- Autobús de Latacunga a Cuenca: 9 dólares, 8 horas de viaje.
- Hostal Colonial: 30 dólares con desayuno escaso, agua caliente, baño privado, televisión por cable y wifi. Muy céntrico, limpio y personal amable.
- Para cenar: Restaurante Grecia. Bien calidad precio.
- Pata tomar algo: Restaurante Eucaliptus. Un sitio bonito, con tranquila música inglesa. También dan cenas, aunque algo pasado en precio para lo que es.
- Piscinas de aguas termales a solo 8 km de Cuenca. Recomendable.

Y si te gusta nuestro blog.... No hagas el canelo y ¡SÍGUENOS!
Canela & Canelón en: 
FACEBOOK    TWITTER     FLICKR
PINTEREST      INSTAGRAM
canelaycanelon@gmail.com

8 comentarios:

  1. Me encanta como escribes Da Canel'on master of wisdom! Más entradas al blog por favor! Más fotos de los viajes! Un canal de Youtube! Fotos de canela con autóctonos! P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ese P ! Thnks for the compliments, ya sabes que siempre intento ilustrar con algún dato a mis queridos lectores! Canela ya me ha comentado lo del canal Youtube, nos pondremos con ello! Abrazo!

      Eliminar
  2. Bonito relato!!
    Yo me quedé con pena de no ir a Cuenca..
    Que tal Quilotoa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anónimo, ya tienes otro motivo para volver a Ecuador, Cuenca merece la pena sin duda!

      Eliminar
  3. Canela pareces arquitecta! Muy buena la descripción de la ciudad. La puerta de la foto de morir de bonita!
    Nos acordamos mucho de vosotros! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peporrez que soy tu sobrino, tienes que fijarte al final de la entrada quien lo ha publicado! A tí te encantaría Cuenca y encima ayer era El Carmen y había procesión y misa en la calle.... Un beso grande

      Eliminar
  4. Kaixo!!! buenas risas con la medida del metro de marras... si lo hubieran hecho en Bilbo cada metro tendría millones de cm!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juasjuaaaas!!! Lo hubieran medido en vasos de txikito!!!

      Eliminar

MIL GRACIAS POR COMENTAR!!! Intentaremos responderte, aunque no sabemos cuando...