martes, 22 de julio de 2014

100 AÑOS EN VILCABAMBA Y UNAS HORAS EN LOJA

De camino a Vilcabamba, una puede contemplar un paisaje montañoso típico ecuatoriano desde la ventanilla del autobús. Bosques frondosos, flanqueados por majestuosas montañas te dan la bienvenida a este pequeño rincón bañado por un cálido aire proveniente del Amazonas. En Vilcabamba, sus longevos habitantes pueden presumir, además de soplar 100 velas, de disfrutar durante todo el año de una temperatura de 23 grados.
Pero más que el aire templado, lo que llama la atención de curiosos es la avanzada edad de sus habitantes. Se dice que es el pueblo donde más longevidad existe, y todo gracias a su agua. Según el prospecto de una botella de agua, el secreto para una larga vida está escondido en las montañas que rodean al valle de Vilcabamba, de donde se extrae el agua del "Valle sagrado". ¿Si la tomamos durante unos días nos regalará algo más de vida? ¿O más bien se trata de una artimaña para vender más botellas?

Se dice por aquí que los ancianos vilcabamsenses, además de sobrepasar los 100, no sufren las típicas enfermedades que achacan a nuestros mayores, como la artritis, los infartos, osteoporosis y demás patologías comunes en la tercera edad. Desgraciadamente, no hemos podido corroborar estas hipótesis con pruebas gráficas, pues no hemos visto a ningún longevo cargando un saco de papas a sus espaldas por aquí...

Quizá por ir en busca de una vida eterna, se asientan en este pueblo varios americanos que llenan el pueblo de música y carteles de habla inglesa, cosa que quita cierto encanto al pueblito ecuatoriano. Aún así, Vilcabamba tiene algo especial, y sin duda es un lugar perfecto para caminar por rincones perdidos, lejos de la plaza del pueblo, donde una concentración de guiris hacen que parezca que estés en Gringolandia, en lugar de en el Ecuador... ¿Quizá sea éste el motivo por el que los viejitos se esconden en sus casas? Puede que, sin quererlo, los turistas hayamos trastocado la plácida vida de estos longevos ancianos. Una pena.
Sea como sea, si decides pasear por sus tranquilas calles, donde habita la calma lejos de la plaza central, encontrarás bellos edificios y mil y una razones para sacar tu cámara de fotos y ponerte a retratar.
Por supuesto, también tienes la posiblidad de practicar senderismo, visitar las lagunas a caballo, perderte por sus parques naturales... pero seguramente eso ya lo harás. Te lo ofreceran en la oficina de turismo, o lo verás en los panfletos de la recepción del hostal. Yo te aconsejo que, a parte de conocer el Rumi Wilco, te pierdas por Vilcabamba. Sólo piérdete... Quien sabe, quizá te atrape y te quedes aquí hasta cumplir los 100.
Otra ciudad que nos ha sorprendido gratamente es Loja, mucho más tranquila de lo que imaginábamos, con casas coloniales que siguen intactas desde eras remotas de colonización. Si, al igual que nosotros, dispones de unas horas en esta ciudad, no dudes en patearla. Sumérgete por sus calles adoquinadas, observa sus caros escaparates, tomáte un café lojano en "Cuna de Artistas", visita el curioso museo Puerta de la Ciudad, entre otros... Se dice que Loja es cultura, la capital de la música y los artistas, por lo que aquí siempre hay lugar para un buen concierto, una exposición de pintura o cualquier otro tipo de plan cultureta.

Una vez más, me sorprende la diversidad ecuatoriana, lo que sin duda enriquece este país montañoso que tanto ofrece, y del que hoy nos despedimos hasta otra. Mañana cruzamos la frontera hacia el Perú, ya os contaremos que tal nos va...


DATOS PRÁCTICOS:
- Estimo que dos días son suficientes para visitar Vilcabamba.
- ¿Cómo llegar?: Solo has de coger un autobús desde Loja y en una hora, más o menos, estarás en Vilcabamba. Precio del billete: 1,30.
- Alojamiento bueno, bonito y barato: nos hemos hospedado en el hostal "Jardín Escondido", por 30 dólares la noche (15 por persona), con buen desayuno incluído, agua caliente, baño privado, piscina y wifi.
- Para comer: Para degustar un típico almuerzo ecuatoriano, sal de la plaza central. Nosotros hemos comido por 3 dólares en un local frente al bistro francés.
- Para cenar: El "Charlitos" ofrece platos de pasta, hamburguesas y sándwiches por 3-4 dólares. El "Jardín escondido" es un bonito sitio para cenar o tomar algo. Ofrecen currys, nachos, y también hamburguesas un pelín caras.
- Se recomienda llevar dinero en efectivo,  pues en Vilcabamba solo disponen de un cajero, y no siempre funciona.
- Para informarte, no dudes en visitar la oficina de turismo, en la plaza central.
- Si tienes la suerte de ver a algún longevo, pide permiso antes de retratarlo.
- No vayas sin un guía local al monte Mandango, hace tres años se dieron casos de atracos a turistas, por lo que no se recomienda. Por lo demás, Vilcabamba es un sitio muy tranquilo y muy seguro.
LOJA
- Hostal Londres: 6 dólares por persona. Baño compartido y WIFI. La cama estaba hundida y la almohada no era cómoda. Para una noche suficiente, para estancias largas probad primero la cama.

Y si te gusta nuestro blog.... No hagas el canelo y ¡SÍGUENOS!
Canela & Canelón en: 
FACEBOOK    TWITTER     FLICKR
PINTEREST      INSTAGRAM
canelaycanelon@gmail.com

5 comentarios:

  1. Vuestro ultimo dia en Ecuador...
    Machu picchu os espera..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí!!! Ya estamos en Perú!!! Besos!!!

      Eliminar
  2. Que interesante y que.envidia de vivencias, canela! Ahora a por Peru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento nuestra estancia en Perú va de lujo, mañana salimos hacia Chachapoyas, dicen que es precioso, así que estamos con muchas ganas!!! Gracias por el mensaje, un abrazo!!

      Eliminar
  3. El artículo es más notable y me cambió muchas actualizaciones recientes gracias y le deseamos suerte

    ResponderEliminar

MIL GRACIAS POR COMENTAR!!! Intentaremos responderte, aunque no sabemos cuando...